No quiero ser cansino también con el tema, tanto así que soy otro más que ha recibido cientos de correos informándome sobre la famosísima, de un momento a otro, adaptación al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

Si tienes una base de datos de clientes en Europa, o sencillamente te anuncias para clientes potenciales en la misma zona, tienes entonces una alta posibilidad de que estés ya familiarizado con la nueva ley de protección de datos, el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), y lo peor, ¡debes cumplirla!

¿Qué es GDPR?

El nuevo Reglamento de Protección de Datos (GDPR o RGPD), lo que busca básicamente es garantizar la privacidad de los habitantes de la UE en sus movimientos por internet, salvaguardándolos de los intereses comerciales de las grandes empresas que maniobran en internet.

La GDPR o RGPD entró en vigor el 25 de mayo de 2016 y se aplicó de forma definitiva el 25 de mayo de 2018. Es una normativa europea, que obliga a cualquier empresa europea o que tenga negocios en la UE, y que manipule información personal de cualquier tipo a acogerse a la misma y cumplir una serie de requerimientos obligatorios.

La finalidad de es este nuevo reglamento, básicamente se resume en dar a las empresas un ecosistema jurídico más simple y claro para operar y dar más control a los ciudadanos europeos sobre cómo se utilizan sus datos. La UE considera como datos, a toda aquella información que sirva para identificar plenamente en internet a una persona, por ejemplo, direcciones IP, información sanitaria, económica, cultural, política, religiosa, preferencias sexuales y/o identificación personal.

Esta nueva ley se anunció como “el cambio más importante en 20 años en la regulación de los datos de privacidad”, y su finalidad primordial es controlar los datos personales en internet.

 

El Reglamento de Protección de Datos (GDPR o RGPD) y Google AdWords

Hasta hoy, buscar en Google, hacer simplemente una búsqueda basándose en una intención, no requiere la obtención de información previa de identificación personal. Hacer una consulta en un buscador no se constituye (aún) como algo “personal”, independientemente del contenido.

Ojo, siempre que no estés utilizando ningún tipo de Remarketing o seguimiento de conversiones, no tienes que hacer nada en absoluto. Lo bueno es que, en esta fase, Google el responsable del procesamiento de los datos personales y su gestión.

Para una campaña simplemente de branding, en el que las impresiones son la única métrica que importa, no pasaría nada, para ofrecer algo mediante suscripciones o con el cumplimiento de un formulario, si pasaría, por ejemplo, la solicitud de un crédito online.

Las cosas se ponen complicadas cuando, en función del valor comercial tangible que desees, intentes crear audiencias, creando bases de datos con información relevante que, en principio, te ayudaría a atraer más clics a tus anuncios.

 

Cookies, Remarketing y las listas de remarketing para los anuncios de búsqueda

Si utilizas en tu sitio web Google Analytics, el Administrador de etiquetas o el código de Remarketing de AdWords para crear audiencias, a partir del 25 de mayo de 2018, tendrás que obtener obligatoriamente el consentimiento previo de cada usuario para poder utilizarlo.

 

¿Y Google qué dice?

Mensaje de Google:

“(…)Los anunciantes que utilicen AdWords deberán obtener el consentimiento para el uso de cookies cuando sea legalmente necesario, y para la recopilación, uso compartido y uso de datos personales para anuncios personalizados para usuarios en USA. Esto incluye el uso de etiquetas de remarketing y etiquetas de conversión. Donde legalmente se requiera, los anunciantes también deben identificar claramente a cada parte que pueda recopilar, recibir o usar los datos personales de los usuarios finales (…)”.

En un lenguaje sencillo, esto significa que, si utilizas un producto de Google para realizar un seguimiento de acciones de clientes potenciales para publicar posteriormente anuncios personalizados, deberás obtener previamente su consentimiento para hacerlo.

 

El cerebro es genial. Funciona las 24 horas, los 365 días del año, desde que naces hasta que te aparece una puerta que dice “tira y empuja”.

 

Hay excepciones, por ejemplo, Customer Match

¿Qué es Customer Match?

Google Customer Match, permite a los anunciantes orientar mediante segmentos de mercado sus estrategias de marketing, pudiendo ejecutar el seguimiento de determinadas directrices basándose en bases de datos obtenidas por diferentes medios (promociones, ofertas, newsletters, encuestas etc.). Google Customer Match te permite cargar un archivo CSV con datos de clientes para que puedas dirigirte a grupos específicos dentro de Google AdWords.

En Customer Match, Google actuará como controlador y como procesador de los datos personales, lo que significa que simultáneamente determinarán el propósito y uso de los datos mientras gestionan los datos que tú controlas.

Google lo comunica exactamente así (recuerda que tú eres “el cliente”):

“Cuando manejamos datos personales del usuario final, el cliente y Google actuarán como controladores independientes bajo el GDPR, excepto las funciones de igualación de clientes y ventas de la tienda (carga directa), donde Google actuará como el procesador del cliente para el personal proporcionado por el cliente datos “.

En estos casos, eres el responsable de garantizar que los datos que Google procesa cumplen obligatoriamente con el GDPR.

Google confía que todos los datos proporcionados para crear tu audiencia de Segmentación por clientes son veraces, y, de ninguna manera son falsos o seudónimos (correo electrónico, teléfono, nombre y el código postal), y, según la nueva ley necesitarás demostrar que has adquirido dicha información con el consentimiento de cada uno de los miembros de tu base de datos, esa será tu obligación, no de Google.

 

¿Qué pasará a partir de ahora?

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD o GDPR) pretende ser uno de los programas de protección al consumidor de mayor alcance y ambición jamás concebido. Aunque es probable que la implementación del Reglamento General de Protección de Datos cause más dificultades a algunas empresas que a otras, pudiendo algunas hasta desaparecer, es muy importante recordar que esta legislación se está introduciendo para proteger los derechos de los consumidores en un momento en el que casi todos los aspectos imaginables de nuestras vidas se almacenan en línea y son muy vulnerables a su exposición y explotación.

Las regulaciones oficialmente están vigentes desde el 25 de mayo de 2018. Si no has comenzado a preparar tu cuenta de Google AdWords así como las páginas de destino adaptándolas a la nueva ley, evítate problemas y ¡hazlo ya!.

– Soy la Jessy.

– ¿Y?

– Quiero hacer una domiciliación.

– ¿Número de cuenta?

– Aquí tiene.

– ¿Y el IBAN?

– Fuera, esperándome en la moto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Photo by Beatriz Pérez Moya on Unsplash

Compartir en: